EN
InicioÁrea de prensaNoticias y eventos

España celebra el Día Mundial de los Derechos del Consumidor

Garantizar los derechos de los consumidores debe ser una prioridad para las administraciones públicas.

Transporte Aéreo y Viajes Combinados

Con motivo del Día Mundial de los Derechos del Consumidor, la Representación de la Comisión Europea en Madrid, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y el Consejo de Consumidores y Usuarios han colaborado hoy en la Jornada “los Consumidores en el mundo digital” donde se ha puesto de manifiesto la necesidad de seguir avanzando en la creación de un marco normativo armonizado en toda Europa para adaptar los derechos de los consumidores a las nuevas necesidades del mercado único digital.

La Ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha inaugurado el acto y ha defendido que “garantizar los derechos de las personas consumidoras debe ser una prioridad para las administraciones públicas” y ha señalado que los consumidores no “sólo son el grupo económico más grande del mercado, es también el grupo social más grande que afecta y es afectado por casi todas las decisiones, públicas y privadas; no sólo del ámbito económico, sino también del laboral, el educativo o incluso el judicial”.

Por ello, ha insistido en que “para que sus decisiones sean libres y para que se formen de manera responsable, las instituciones deben facilitar el mejor acceso a la información y al conocimiento”. Asimismo, ha señalado cómo la protección de los consumidores y la infancia incide en la construcción de una sociedad más igualitaria y en el bienestar social de la ciudadanía.

Ha destacado los cambios que se están llevando a cabo las instituciones de la Unión Europea “orientados a reforzar los derechos de los consumidores, a proporcionarles instrumentos para ejercerlos, a obtener compensación y resarcimiento, a establecer sanciones efectivas y a actualizar la directiva de prácticas comerciales desleales para que las autoridades nacionales puedan evaluar y atajar las prácticas comerciales engañosas”.

España, ha asegurado, comparte estos y otros retos que el movimiento asociativo reclama desde hace tiempo, como la definición y protección del consumidor vulnerable, el uso de determinados prefijos como servicio de atención al cliente o el reto de alcanzar una protección similar del consumidor en el conjunto del Estado, entre otros.

De cara al futuro, la Ministra ha destacado que “las políticas de consumo deben evolucionar y adaptarse a la sociedad a la que sirven, para conseguir, a través del compromiso ético de los consumidores, mejorar el mundo en el que vivimos desde una perspectiva social, económica y medioambiental”.

Para la Ministra, “las políticas que refuerzan a los consumidores generan confianza, condición necesaria para el desarrollo de la economía y de la riqueza y para garantizar la justicia social, una sociedad más igualitaria y fomentar el bienestar social de la ciudadanía”, ha concluido.

Además, han participado en la jornada distintas personalidades y expertos como el director de la Representación de la Comisión Europea en España, Francisco Fonseca Morillo; el Director General de Consumo, Nelson Castro Gil, el vicepresidente de la ONCE, Alberto Durán; la Subdirectora General de Arbitraje y Derechos del Consumidor, Alicia Menéndez González, y la Representante de Dirección General de Justicia de la Comisión Europea, Blanca Rodríguez-Galindo. Entre otros asuntos abordados destacaron los avances que se están produciendo para proteger los intereses colectivos de los consumidores a través de las acciones de representación o la necesidad de proteger a los consumidores vulnerables, especialmente los discapacitados.

Del mismo modo, se debatió sobre los trabajos que se están realizando desde las instituciones europeas para adecuar el actual marco legal a la nueva sociedad digital,  destacando las propuestas enmarcadas dentro del “Nuevo Acuerdo para los Consumidores” (New Deal for Consumers) con el que se actualizará la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, la Directiva sobre cláusulas abusivas, la Directiva sobre los derechos de los consumidores y la Directiva sobre indicación de precios. Asimismo, se abordaron los avances que se están produciendo en la propuesta de Directiva sobre las acciones de representación colectiva para defender los intereses colectivos de los consumidores como por ejemplo en el caso del Escándalo Dieselgate o en las cancelaciones masivas producidas en el transporte aéreo.

Por su parte, el Director General de Consumo, Nelson Castro Gil, apuntó la necesidad de cambiar los procedimientos de trabajo e incrementar los recursos para poder hacer frente a los nuevos retos del mercado único digital. Señaló también que sería necesario cambiar el actual paradigma de consumo apostando por un consumo que persiga el bienestar social en lugar del bienestar individual. El Sr. Castro mostró su preocupación por el auge de la “cultura de lo barato” y el “taylorismo” apuntando que, en ningún caso, esto debe suponer una reducción de los derechos de los consumidores. Finalmente, se mostró también en contra de la mercantilización para defender los derechos de los consumidores.

La jornada concluyó con una mesa redonda moderada por el periodista Jesús Soria. En ella participaron la Directora de Relaciones con los Consumidores de Mercadona, Clara Medina, la consultora de Regulación de Digitales, Violeta Haro Amate, el impulsor de la plataforma Mercados 47, Guillermo del Campo, el Vocal del Consejo de Consumidores y Usuarios, Enrique García-López y la Subdirectora General de Arbitraje y Derechos de los Consumidores, Alicia Menéndez González. Entre otros temas, se plantearon la necesidad de dotar un marco legal armonizado que proteja de forma adecuada a los consumidores frente a los rápidos avances de la sociedad digital y que garantice la seguridad y calidad de todos los productos y servicios que se comercializan en la Unión europea. Otros aspectos planteados fue la referida a la importancia de que la información que reciben los consumidores sea veraz y transparente, así como contar con los instrumentos necesarios que permitan aplicar de forma eficiente la normativa y asegurar así el cumplimiento de la ley. En este sentido, se habló de la importancia de que los consumidores cuenten con acciones de representación colectiva transfronterizas que tengan en cuenta no solo los daños materiales, sino también los daños morales de los consumidores.

De esta forma, la jornada sirvió para hacer balance de todos los logros conseguidos en los últimos años en materia de consumo y analizar los retos de futuro en los que habrá que seguir trabajando.